Spray 200 cc


Sábado –Séptimo Rayo:

Invocación, Fuego Violeta de Misericordia,

Compasión, Transmutación y Liberación


Amado Zadquiel, Arcángel de la Invocación y de la Transmutación:

“¿Sabes que la vida dentro de un palabra poco amable viene a ti para ser REDIMIDA Y LIBERADA? Así mismo, la vida dentro de una mirada o gesto desagradables viene a ti - un Sacerdote o Sacerdotisa de la Orden de Zadquiel - ¡para que tú puedas BENDECIRLA LIBRE!

No te rebeles ni te sientas injustamente tratado si las circunstancias son tales que la energía calificada con discordia viene dentro del compás de tu aura. Viene, porque hay pocos focos en esta octava no-ascendida que sepan cómo redimirla, cómo elevarla, purificarla, liberarla.

Donde exista un foco del Fuego Sagrado, donde haya una corriente de vida que tiene conocimiento de la Llama Violeta, allí esa energía tiene una oportunidad de ser redimida y devuelta a la Primera Causa Universal. ¡Oh, qué alegría moverse por el universo liberando a la energía, amándola libre, y permaneciendo en la serena maestría de tu propia Divinidad!

Las palabras que se dicen, incluso de modo ligero (de broma) a, o acerca de, otra parte de la vida, QUE NO LA BENDIGAN son, por tanto, una renuncia. ¡Yo pido que todas las corrientes de vida sean liberadas de las consecuencias de tales errores!”.


Arcángel de la transmutación, el perdón y la misericordia, la libertad. Eleva nuestra conciencia y permite que soltemos los dolores del alma. Sus dones son la alquimia, la transformación y el perdón. Nos ayuda a perdonarnos y perdonar a otros. Protege a los niños. Desarrolla la intuición, la imaginación y la elevación espiritual. Ayuda a transitar duelos. Nos facilita la adaptación al cambio. Zadquiel, trabaja en estos tiempos para limpiar el planeta.


Oración:

“Poderosa presencia yo soy, aplica en mí tu cristalina llama violeta y elimina toda influencia contraria a la paz y al bienestar, envuélveme en tu canal de luz y energía como una poderosa muralla contra la cual choquen todas las fuerzas destructivas, negativas y no benéficas que vengan contra mí. Así sea y así es. Gracias, Gracias, Gracias”.

Spray Arcángel Zadquiel - Septimo Rayo

$699,00

Descuento pagando por transferencia bancaria ó efectivo

Ver formas de pago

Calculá el costo de envío

Spray 200 cc


Sábado –Séptimo Rayo:

Invocación, Fuego Violeta de Misericordia,

Compasión, Transmutación y Liberación


Amado Zadquiel, Arcángel de la Invocación y de la Transmutación:

“¿Sabes que la vida dentro de un palabra poco amable viene a ti para ser REDIMIDA Y LIBERADA? Así mismo, la vida dentro de una mirada o gesto desagradables viene a ti - un Sacerdote o Sacerdotisa de la Orden de Zadquiel - ¡para que tú puedas BENDECIRLA LIBRE!

No te rebeles ni te sientas injustamente tratado si las circunstancias son tales que la energía calificada con discordia viene dentro del compás de tu aura. Viene, porque hay pocos focos en esta octava no-ascendida que sepan cómo redimirla, cómo elevarla, purificarla, liberarla.

Donde exista un foco del Fuego Sagrado, donde haya una corriente de vida que tiene conocimiento de la Llama Violeta, allí esa energía tiene una oportunidad de ser redimida y devuelta a la Primera Causa Universal. ¡Oh, qué alegría moverse por el universo liberando a la energía, amándola libre, y permaneciendo en la serena maestría de tu propia Divinidad!

Las palabras que se dicen, incluso de modo ligero (de broma) a, o acerca de, otra parte de la vida, QUE NO LA BENDIGAN son, por tanto, una renuncia. ¡Yo pido que todas las corrientes de vida sean liberadas de las consecuencias de tales errores!”.


Arcángel de la transmutación, el perdón y la misericordia, la libertad. Eleva nuestra conciencia y permite que soltemos los dolores del alma. Sus dones son la alquimia, la transformación y el perdón. Nos ayuda a perdonarnos y perdonar a otros. Protege a los niños. Desarrolla la intuición, la imaginación y la elevación espiritual. Ayuda a transitar duelos. Nos facilita la adaptación al cambio. Zadquiel, trabaja en estos tiempos para limpiar el planeta.


Oración:

“Poderosa presencia yo soy, aplica en mí tu cristalina llama violeta y elimina toda influencia contraria a la paz y al bienestar, envuélveme en tu canal de luz y energía como una poderosa muralla contra la cual choquen todas las fuerzas destructivas, negativas y no benéficas que vengan contra mí. Así sea y así es. Gracias, Gracias, Gracias”.

Mi carrito